Autumn

No es fácil aceptar cuales son nuestros colores ya que en la mayoría de los casos no tienen nada que ver con nuestros gustos y preferencias. ¿Cuantas veces nos ha pasado que alguien nos diga que estamos “con el guapo subido” ? No tiene nada que ver con qué colores nos gustan o con cual nos vemos más favorecidos. Todo tiene un origen y no es otro que la pigmentación de la piel.

Cuando comencé a estudiar para dedicarme a ser asesora de imagen personal, meses atrás, Estefania Garcia nos enseñó la importancia de diferenciar las pigmentaciones de cada persona y a determinar cuales eran sus colores. Pese a lo que os imaginéis no es un trabajo fácil. Hay que realizar una prueba de color para descartar cuales son nuestros mejores colores. Lo más importante es que el protagonista de la prueba vea con sus propios ojos cuales la diferencia en su rostro cuando le pruebas una tonalidad u otra.

Las primeras veces cuesta, cuesta un triunfo que nuestro cliente asuma que son esos y no otros sus colores. Pero poco a poco, va asumiendo que cada vez que se viste con ellos se siente más radiante si cabe.

Una de las primeras personas que me preguntaron nada más acabar el curso por sus colores fue Bárbara Archilla, periodista radiofónica y enamorada de la moda.

534912_10151258484587038_1306249088_n

934919_10201361549388747_807753276_n

Cómo veis, en la primera imagen no lleva ninguno de sus colores (aunque está impresionante), en la segunda, vestida de Pin Up su tono de piel encaja muchísimo más con el color de su camiseta de lunares.

No es fácil aconsejar a nadie sobre qué debe ponerse y porqué, pero si es una de tus mejores amigas menos aún ya que siempre te lo va a discutir todo!!! Tras realizar juntas una prueba de color entendió que es otoño y son los colores que mejor defiende.  Pero ¿qué es ser otoño?

Éstos son ejemplos muy visuales de los colores: ocres, marrones, mostaza, anaranjados e incluso azules que comporta esta estación:

92cc531051295d72b5462eb6d08374b5

272d626124ed38933b40616fca881266

dc79b31ae6e26184f4644f835f884323

e325176aef82e0737b32214dce5834cd

Finalmente, Bárbara entendió que su forma de vestir y sus colores tienen que aproximarse al siguiente ejemplo:

5ba39c4d942dbb6825d5ded7cb232477

557713_10151591858901962_1723431202_n

¿Qué os ha parecido? Si os pica el gusanillo, mandadme un mail a ambwhyrules@gmail.com y buscamos un hueco para que aprendáis a sacaros el máximo partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s